Saltar al contenido
Comidas Ricas y Saludables

CALABACINES RELLENOS DE CARNE

28 septiembre 2020

PARA 4 PERSONAS

INGREDIENTES:

4 calabacines medianos.

2 cebollas.

1 diente de ajo.

1/2 kg de carne picada: mezcla de ternera y cerdo.

6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

2 tomates grandes .

1 pimiento rojo.

1 zanahoria grande.

1/2 vaso de vino blanco o vino tinto.

300 ml de bechamel.

100 g de queso rallado para gratinar.

Sal y pimienta negra recién molida (al gusto).

¿Cómo hacer la receta de calabacines rellenos de carne?

Para preparar los calabacines tenemos varias posibilidades, normalmente en casa los partimos en dos de manera longitudinal.

Los cortamos a lo ancho en cilindros más o menos iguales de unos 10 cm de tamaño.

Los vaciamos con una cuchara de postre o un vaciador de manzanas, raspamos con cuidado para no estropear demasiado la hortaliza y siempre dejando por lo menos un dedo de calabacín, tiene que quedar con bastante pulpa. Reservamos la carne del calabacín en un plato para el posterior relleno.

Calentamos una cazuela grande con agua, cuando empiece a hervir echamos 1 puñado generoso de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, introducimos los calabacines entre 2 a 3 minutos (dependiendo del tamaño del calabacín) y retiramos. Secamos muy bien con papel absorbente y reservamos en un plato.

Precalentamos el horno durante 5 minutos a 180º C y metemos los calabacines en la bandeja del horno en la posición del medio con temperatura arriba y abajo. Salpimentamos y regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Horneamos durante 10 minutos a 200º C.

Sacamos los calabacines del horno, los escurrimos con cuidado para no quemarnos y quitamos el exceso de líquido y grasa del horneado. Los probamos por si acaso, deben quedar blanditos pero con la superficie crujiente.

Escaldamos los tomates y una vez sin piel los picamos en trozos estilo brounoisse, en cuadraditos pequeños. Picamos las 2 cebollas, el calabacín que tenemos reservado (el de vaciar los calabacines), el pimiento rojo y el diente de ajo, todo bien finito. Pelamos y picamos la zanahoria lo mejor posible, cuanto más finas sean mejor porque se pasarán al hacer la salsa.

En una cazuela echamos el aceite de oliva virgen extra e introducimos las cebollas, el calabacín y el ajo. Dejamos que se pase un poco (3 minutos aproximadamente), introducimos las zanahorias y el pimiento rojo. Pochamos todas las verduras a temperatura baja unos 15 minutos y esperamos por la carne.

Salpimentamos (sal y pimienta) la carne (en este caso elegí cerdo y ternera, así queda más jugosa). Echamos la carne picada a la cazuela con las verduras y las especias a elección (un poquito de orégano, perejil…). Sofreímos durante 5-7  minutos a fuego suave, sin dejar de remover.

Añadimos el tomate y el vaso de vino blanco o tinto (a vuestra elección), dejamos que se reduzca todo hasta que nos quede una salsa espesa. Aproximadamente unos 15 minutos a fuego suave. Comprobamos el punto de sal y si hace falta rectificamos. Reservamos y dejamos que se enfríe.

Preparamos la bechamel. Ponemos el horno a 200º C para que esté caliente cuando metamos la fuente refractaria con los calabacines.

Cuando esté lista la bechamel, rellenamos los calabacines con el sofrito de carne bien escurrido, con ayuda de una espumadera para que escurra todo el caldo.

Este caldo lo dejaremos reducir en un cazo por si queremos adornar el plato, con 5 minutos a fuego fuerte tendremos una salsa espectacular. Rellenamos por encima de cada mitad con dos o tres cucharadas de bechamel. Espolvoreamos con el queso que más os guste y gratinamos 5 minutos a 220º C.

Sacamos del horno y montamos el plato con dos mitades, es decir un calabacín por persona. Servidlos bien calientes.

BUEN PROVECHO.