Saltar al contenido
Comidas Ricas y Saludables

PAN DE MOLDE CASERO

2 mayo 2020

PARA 3 PERSONAS.

INGREDIENTES:

300 g. harina de fuerza.

90 ml. de agua.

90 ml. de leche entera.

30 g. mantequilla.

15 g de azúcar.

6 g de sal.

6 g de levadura fresca de panadero (o 2 g de levadura seca).

Aceite para engrasar el molde.

Leche para pintar la masa.

Molde rectangular de 22 cm.

¿Como hacer la receta de pan de molde casero?

Preparación de la masa para el pan de molde:

Mezclamos todos los ingredientes (la harina, mantequilla en pomada, agua, leche, sal, azúcar y levadura) en un bol grande. Los podemos mezclar con las manos o con una cuchara.

No debe de quedar grumos y los ingredientes se hayan integrados todos entre sí hasta conseguir una masa homogénea.

Dejamos que repose durante 10 o 15 minutos. Siempre tapada con un paño o papel film, para que después sea más fácil de manipular.

Colocamos la masa sobre una superficie de trabajo y comenzamos a trabajar la masa doblándola y girándola, durante 10 minutos.

No debemos enharina la superficie, no es necesario. No se debe añadir harina para que la masa sea más sencilla de trabajar, porque ese exceso de harina afecta a la masa y el resultado final no será tan esponjoso y ligero.

Al principio la masa tenderá a pegarse ligeramente, pero al cabo de 1 o 2 minutos de trabajo será completamente manejable.

Colocamos la masa en un bol y dejamos que fermente durante 1 hora 30 minutos. La masa no crecerá demasiado.

Sabremos que está lista cuando al presionarla ligeramente con un dedo, queda la huella durante un tiempo.

Amasado del pan de molde:

Vamos a poner la masa sobre la superficie de trabajo y procedemos a desgasarla.

Es la forma para eliminar las burbujas de gas que se habrán formado en su interior. Para ello la aplastamos de forma contundente, sin miedo. Nos quedará una especie de torta plana.

A la hora de amasar, si la masa está demasiado pegajosa, dejamos que repose 5 minutos y después volvemos a amasar. Se puede repetir las veces que sean necesarias.

Con la torta ya desgasada procedemos a plegarla doblando los laterales izquierdo y derecho hacia el interior.

Enrollamos la masa de forma que tensemos el cierre en cada vuelta que demos. Se trata de tensar ligeramente la masa al girarla, sellándola en cada giro.

Ponemos el cilindro de masa en un molde alargado engrasado con aceite o mantequilla.

Lo dejamos fermentar durante 2 horas tapado con un paño, en un lugar cálido. Al cabo de este tiempo la masa habrá doblado su volumen.

Horneado y presentación final del pan de molde:

Precalentamos el horno a 250° C unos 15 minutos antes de que acabe este último levado.

En este caso con calor arriba y abajo con la bandeja en la parte inferior para que también se caliente con el horno.

Pintamos la superficie de la masa con leche.

Bajamos la temperatura a 220° C. Horneamos con calor arriba y abajo y la bandeja en la parte inferior durante 25 o 30 minutos con un poco de papel de aluminio.

Cuando queden 10 minutos antes de que se acabe el tiempo de horneado quitamos el papel de alumino y doramos.

Vigilamos muy bien el pan en el horno, que no se queme la corteza ni se haga en exceso, porque perdería esponjosidad.

Tras estos 25-30 minutos de horneado, tienes que dejar que se escape el vapor del horno.

Lo hacemos con el horno apagado y entreabriendo ligeramente la puerta usando el mango de una cuchara de madera.

De esta forma la corteza no quedará gomosa. Déjalo así 10 minutos más. En total habrán pasado 35-40 minutos.

Delmoldamos y si lo ves que no está muy dorado por la parte que queda dentro del molde, metemos en horno otros 10 minutos en el horno sin molde solo con calor por abajo.

Recordad que cada horno es un mundo y no hay nadie mejor que vosotros para saber hornear este pan. Por eso los consejos y la variación de tiempo en el horneado.

Una receta muy sencilla de pan de molde, hecho en casa, suave al paladar, y como cualquier otro pan de este estilo, tierno y esponjoso.

BUEN PROVECHO.